La historia de venta de Steinway para salvar la marca – Parte 2

La primera parte de este artículo está >> aquí < <

Luego de tres generaciones, el mayor de sus bisnietos, Henry Ziegler Steinway, graduado en la Universidad de Harvard en 1937, entró en la empresa familiar aprendiendo como montar las partes de un piano antes de trabajar a través de todos los niveles de gestión. Debido a su mala vista, no fue enviado al extranjero durante la segunda guerra mundial pero sirvió a la Primera Armada de los Estados Unidos en Fort Jay, en la Isla Governor. (Durante la guerra, la empresa Steinway lo desanimó de hacer pianos y lo alentó a construir partes para planeadores militares, así como también ataúdes para las víctimas de la guerra de Estados Unidos.)

En el momento que Henry Z. volvió al negocio como vicepresidente bajo la aprobación de su padre Theodore en 1947, ya había llegado a la cima en los años dorados de principios de la década del 20, con la ayuda de las películas, los escenarios musicales y cuando Steinway estaba vendiendo más de 6,000 pianos al año. Desde la gran depresión de 1930, y enfrentando a la competencia de la televisión, las radios y los gramófonos, la empresa empezó a perder dinero y encabezaba hacia el colapso. Cuando el asediado padre de Henry renunció en 1955, su hijo se hizo cargo. Comenzó a manejar la empresa a finales de los 50, incrementando la producción el 10% cada año luego de cerrar dos de las tres fabricas en el barrio de Queen, Nueva York. Pero estaba a punto de enfrentar a cuatro vertientes de ataque en la década del 60: las huelgas, las disputas familiares, la explosión de la popularidad de la guitarra y la Invasión Japonesa en el mercado de los pianos, dirigida por Yamaha. A finales de los 60, la mitad de los pianos vendidos en Estados Unidos eran japoneses.

En 1972, Henry Z. Steinway decidió que la única opción era vender, a pesar de la oposición familiar, incluyendo la de su madre Ruth, quien le dijo: “Tu padre sudó sangre con esta empresa durante la Depresión”. Pero él fue inflexible: “La empresa llegó al punto en donde la familia ya era demasiado grande, había muchos familiares implicados. Dije que la empresa debería moverse del control de la familia a ser controlada por una corporación. Esta era la forma Americana”. En una venta de acciones por $20.1 millones de dólares, se vendió a CBS, quien lo mantuvo como presidente de Steinway & Sons hasta 1977, y luego en el cargo nominal de presidente hasta que se jubiló en 1980. Para mantener el apellido en la empresa, su hermano menor, John H. Steinway, fue nombrado presidente para los siguientes dos años hasta que se jubiló.

Henry se mantuvo como consultor después de que CBS vendiera Steinway & Sons en 1985 a inversores de Boston, y de nuevo después de que la Empresa Selmer la comprara y renombrara al padre Steinway de las Industrias Musicales, quien cotizó en la Bolsa de Valores de Nueva York como LVB por Ludwig van Beethoven.

A pesar de la dominación japonesa en los mercados mundiales (principalmente realizada por Yamaha y Kawai), nuevos y más baratos pianos Steinways, tales como los modelos Boston y Essex, ayudaron a que la histórica compañía pueda competir. Pero los Bostons son ensamblados por Kawai en Japon y los modelos Essex en Corea del Sur o China. El modelo de piano vertical Steinway Z, sobre el cual John Lennon escribió Imagine (en contraste al piano de cola blanco en el video famoso) fue comprado por el cantante George Michael en el año 2000 por libras 1.450.000 más comisión. El año pasado, el presidente George W. Bush presentó a Henry Z. Steinway con la Medalla Nacional de las Artes, el premio más alto de las arte del gobierno.

  • […] Subscríbete por E-mail:Nuestra recomendación:Recent PostsLa historia de venta de Steinway para salvar la marca – Parte 2 […]

  • >