Recordando a Gabriel Fauré

En el rígido establecimiento oficial de música clásica de París, durante la segunda mitad del siglo XIX, Gabriel Fauré ganó aceptación con gran dificultad. Él era alumno de Camille Saint-Saëns en la escuela Niedermeyer, e hizo de organista en varias iglesias parisinas, incluyendo la Madeleine, pero no consiguió ninguna posición de maestro sino hasta el año 1898 en el Conservatorio, donde entre sus alumnos se desatacaron Ravel y Enescu.

En el año 1905 se convirtió en director del Conservatorio a causa de las secuelas del escándalo que generó la negativa del Premio de Roma a Ravel, introduciendo en dicho puesto un gran número de reformas necesarias. Su retiro, en 1920, le dio la posibilidad de dedicarse de lleno a la composición de dos notables trabajos finales para orquestas de cámara, un trío de pianos y un cuarteto de cuerdas. Falleció en París en el año 1924.

gabriel Fauré

En el año 1893 Fauré escribió música incidental para una producción de “Le bourgeois gentilhomme” de Molière. El tema “Siciliene” de esta producción fue utilizado posteriormente en la música incidental de “Pelléas et Mélisande” de Meterlinck, y aún ganó popularidad años después bajo una amplia variedad de arreglos, incluyendo la versión orquestal del propio compositor y su arreglo para violín y piano. Hay también una suite de concierto de “Pelléas et Mélisande” orquestada por uno de los alumnos de Fauré, Koechlin.

Música orquestal
La nostálgica “Pavne” de Fauré es un trabajo orquestal con una parte opcional de coro, añadida debido a la sugerencia de un patrón, pero generalmente omitida en las interpretaciones modernas. La música para instrumentos solos y orquesta incluye la “Ballade” para piano y orquesta, la “Berceuse” para violín solo y la “Elégie” para chelo solo. El dueto para piano “Dolly Suite” fue arreglado para orquesta en el año 1906 por Henri Rabaud.

Vocal
Fauré es un compositor de gran importancia, que capturó en sus arreglos el espíritu característico de su época: el humor de un anhelo nostálgico por lo inalcanzable. Algunas de las canciones, tales como “Après un rêve” (Luego de un sueño), han alcanzado una inmensa popularidad en el ámbito instrumental. Además de las hermosas canciones individuales de gran belleza, como Lydia, Clair de lune, Les roses d’Ispahan, Sylvia, En prière, y muchas otras, son canciones cíclicas, incluyendo Les Verlaine, La bonne chanson y Cinq mélodies de Venise, L’Horizon chimérique, La chanson d’Eve y Le jardin clos.


Música eclesiástica
El Réquiem de Fauré permanece como uno de los elementos típicos en el repertorio coral, con sus arreglos de ritos funerarios, diferenciándose de los tradicionales Requiems para misas. La temprana “Messe basse” fue originalmente una composición colaborativa del año 1881 con Messager, pero en la revisión final de 1906 constaba de cuatro movimientos de la misa compuestos por el mismo Fauré.

Música de cámara

Entre la música de cámara de Fauré encontramos dos finas sonatas para violín, un trío de piano y un cuarteto de cuerdas, que datan todos de la época de los últimos años de vida del compositor. Hay varias pequeñas piezas evocadoras, incluyendo el Romance, el Berceuse y el Andante para violín y piano y la Elégie, el Romance y la Sérénade para chelo y piano.

Música para piano
Fauré realizó un aporte importante al repertorio del piano, particularmente en una serie de 13 Barcaroles y un número similar de Nocturnas, con cinco Impomptus y una única balada. El dueto para piano “Dolly Suite” fue escrito en 1890 por la hija de Emma Bardac, posterior esposa de Debussy y cantante para quien Fauré compuso LA bonne chanson.

  • Adagio dice:

    Me encanta su Élegie, para piano y violoncello.
    Saludos,

  • Santiago Zárate dice:

    Me encanta la música de este compositor por su simpleza. En cada acorde se puede apreciar la magia del impresionismo frances, no tan docto como el de Debussy, más cercano de Ravel o Satie, incluso. su mejor pieza? Dificil… Su Requiem.

  • Fatima Valles dice:

    La musica de este compositor me agrada demasiado. Sobre todo sus composiciones vocales. Las cuales tiene unas melodias excepcionales, muy bellas, que podrian parecer simples pero al mismo tiempo muy complejas por el tipo de harmonia.

  • Miriam dice:

    Me gusta su múaica por el sentimiento que expresa.

  • solis alberto dice:

    Estoy enamorado de su requiem, lo acabo de descubrir, despues de escuchar tanta musica de todo y de todos, me pregunto (sin tratar de ofender), sera este el inicio de la llamada NEW AGE

  • Creo que estamos en presencia del gran compositor del impresionismo frances.
    Su musica tiene un belleza y refinamiento pocos veces visto.
    Con una exquisita sensibilidad…y suave armonia a parte de una linea
    melodica .
    su extraordinaria pelleas et melizande…musica que me impacta.

    Escuchar a Faure es elevarse..osea una fiesta para el espiritu.

    soy JOEL FERNANDO ZUÑIGA..stgo de Chile.

  • >