Entrevista a Vladimir Horowitz

Nota: Hace poco publicábamos una entrevista a Franz Mohr, afinador de pianos de Steinway & Sons y exclusivo de Horowitz. Ahora, el equipo de PianoRed ha accedido a una antigua entrevista realizada hace algún tiempo al gran pianista Vladirmir Horowitz la cual nunca habia sido traducido al español. Hemos trabajado intensamente en la misma, la cual vamos a publicar en dos partes. La traducción la hemos hecho siguiendo una idea de texto corrido, a la manera de consejos. A continuación comenzamos con la primera parte de la misma, hasta el momento inédita en español.

Dijo Vladimir Horowitz:
La ambición del estudiante debe basarse en que los mecanismos de ejecución del piano sean comparativamente una cuestión bastante simple, para lo cual tal vez pueda emplear toda su energía en la interpretación artística de la composición. Esta última fase en la ejecución del piano es la más vital en la maestría de dicho arte. Leer una composición de manera inteligente; puntuarla y frasearla apropiadamente; darle su debida elocuencia; introducir los matices adecuados; ejercitar con maestría los pasajes mas dinámicos; darle su diseño y forma intencional; transmitir a la audiencia los pensamientos y emociones que el compositor tenía en mente—esta es la verdadera parte difícil en la ejecución del piano.

Vladimir Horowitz tocando el piano

Tan importante como dichas fases es, sin embargo, el hecho de que las propias interpretaciones estarán lejos de lo satisfactorio, si los problemas puramente técnicos no se encuentran bajo nuestro completo control. Tomemos, por ejemplo, el hecho de ejecutar pasajes de acordes, los cuales contienen melodías o notas acentuadas fuera del mismo acorde. La línea de la melodía debe ser mantenida y remarcada para que destaque siempre por sobre el fondo musical de acompañamiento de la pieza.

A primera vista, parece extremadamente difícil producir un sonido de acorde de tres o incluso cinco notas con los cinco dedos de una mano, de modo tal que uno o incluso dos notas se escuchen por encima de las otras y actúen como melodía, mientras que las otras notas actúen como un acompañamiento a dicha melodía. Si uno fuera a hacer esto de tal manera que nos habituáramos a ello, la dificultad desaparecería en el aire. Aquí podemos ver un ejemplo de los dicho observando a Horowitz tocar una polonesa de Chopin.

Hay dos métodos correctos, si bien diametralmente opuestos, de abordar el dominio de esta necesaria técnica para perfeccionarse en el arte del piano. Para evitar confusiones, sólo un método será explicado. La experiencia ha mostrado, sin embargo, que cuando uno se ha convertido en un maestro de esta técnica para uno de los métodos, también dominará automáticamente el otro método, incluso sin práctica alguna.

Continúa en este enlace.

  • Mauricio Hinojosa dice:

    ¡Interesantísimo!, espero segunda parte.

  • […] de ellas. Uno de nuestros pianistas preferidos, Vladimir Horowitz, de quien publocáramos hace poco una entrevista, interpreta la sonata para piano número 2 de Federico […]

  • angeloscar dice:

    super que cautivador pero me gustaria un manual de todas lñas formas de entonar los arpegios e escalas

  • yo dice:

    muy interesante , no sabia de la existencia de esta pagina pero me va a ser muy util para aprender. Espero proximas publicaciones

  • >