El atípico pianista Arcadi Volodos

El intérprete de origen ruso Arcadi Volodos ha sido, en su corta carrera, elogiado y criticado por igual por sus audaces interpretaciones y transcripciones sobre algunas composiciones clásicas. Sin embargo, ha sido desde joven un prodigio del piano y, casi si estudios académicos cosiderables, ha logrado un lugar de renombre en la larga lista de pianistas contemporáneos llegandoselo a comparar con el gran Vladimir Horowitz. Pero lo mejor es verlo en acción. En el video que sigue interpreta el preludio en Fa menor Opus 32 número 6 de Sergei Rachmaninoff.


Una de sus mas controvertidas piezas es la reescritura con variaciones de la famosa “Rondó alla turca” de Mozart donde logra increibles efectos en el piano mezclando lienas armónicas y contrapuntuales de manera constante. Seguimamente lo podemos apreciar interpretando esta pieza.

La famosa marcha de John Philip Sousa llamada “Barras y estrellas para siempre”, fue escrita por el militar y músico americano para una banda militar. Horowitz realizó una transcripción de dicha pieza para piano y Volodos escribió unas notables variaciones sobre la transcripción de Horowitz que podemos ver seguidamente.

  • Álvaro dice:

    Bien, está claro que el muchacho sabe lo que es un f y un ff estaría bien que aprendiese a hacer más dinámicas.
    Impresiona su facilidad para el malabarismo pero se hecha en falta la expresividad, los contrastes, el fraseo,…

    Expectacular y envidiable para cualquier pianista, supongo que el publico comprará la entrada junto con una aspirina para el dolor de cabeza después de semejantes conciertos.

    Un auténtico fuera de serie

  • Decalogus dice:

    Arcadi Volodos, simplemente, uno de los ápices de la nueva genereación de pianistas virtuosos del siglo XXI. Técnica impecable, fraseo interesante y creación detallada de múltiples pasajes pianísticos. Felicitiones, enhorabuena…está en Barcelona tengo entendido…

  • Susana Debenedetti dice:

    Vituosssissssimoooo!!!! Variaciones muy creativas y respecto de lo que señalan de que golpea mucho el piano o lo hace todo muy f o ff, creo que estas piezas lo permitenasí, me gustaría verlo interpretar alguna variación personal de partituras no tan alegres sino de otras más melancólicas.

  • Álvaro dice:

    Precisamente la variación consiste en eso, en cambiar las cosas. Los realmente grandes eran capaces de dar múltiples caracteres a un mismo tema. Rachmaninov por ejemplo. Aqui lo único que hay es un abuso de virtuosismo, interesante y sorprendente, con mucho mérito,… pero falta la verdadera musicalidad.

    ¿qué pianísta no quisiera tocar así? Pero no todo está en la técnica, para hacer buena música no es necesario apabullar y gritar al público constantemente.

    Si hay que compararle a algo Volodos sería como un charlatan de esos que venden frigorificos en el polo norte. Es capaz de abobar a la gente con su verborrea, pero lo que tiene que “vender” no es interesante.

    Vaya por delante mi admiración pero también mi pena por tanto talento desaprovechado.

    ;(

  • Dila D'Onofrio dice:

    Me encantó, NOS encantó a toda la familia, que algo de música sabemos. Sus dedos vuelan sobre el teclado. Son enormes! y tan ágiles…
    Las variaciones y transcripciones que hace sobre temas clásicos son por lo demás excelentes. Nadie puede olvidar los originales, pero manteniendo el tema central, logra una flexibilidad del mismo en una música que resulta sorprendente! Felicitaciones! y quisiera oir más de Volodos como de otros pianistas tan virtuosos.
    GRACIAS!

  • Cristian dice:

    Simplemente impresionante, conozco un amigo de Volodos que decia que se vanagloriaba un poco diciendo que en concierto no era el quien tocaba sino que Dios lo hace por él, un poquito grande su ego no?, pero el tipo esta muy loco para realizar semejantes proezas, y vaya envidia que nos da al resto de pianistas del mundo.

    Para agregar, a aquellos que esten interesados en verlo tocar algo mas “musical” o “melancolico”, no tan alegre y acróbático, busque de SONY classical, el recital de su estreno en el Carnegie año 1996, de verdad es increible lo que hace con Schumann y Scriabin, Recomendadìsimo. Y a la pàgina gracias por estos videos, saludos a todos.

    Cristian, Bogotá, Colombia

  • neli dice:

    solo puedo decir que me recuerda a Thalberg, ya comprenderan por que.

  • neli dice:

    solo quiero decir que me recuerda a thalberg, ya comprenderan por que

  • gerson dice:

    Definitivamente al que mas admiro de los pianistas de esta generacion.

  • enrique mancilla dice:

    MARAVILLOSO.NOS SACA DE LO TRADICIONAL Y NOS LLEVA EN LA VOLADA.UN MARADONA DEL PIANO.-

  • Eduardo dice:

    se me hace que Alvaro tiene demasiada envidia de Volodos.
    Cualquier que quiera criticar negativamente a volodos, tendria que transcribir, componer o tocar algo mucho mejor que Volodos… ¿conocen a alguien?
    volodos es el mejor….

    alvaro, se ve que no sabes mucho de piano ni de musica…

  • Álvaro dice:

    Quizás Eduardo tenga envidia de Volodos. Para mí modo de sentir y vivir la música no es un modelo a seguir. Hay muchos más pianistas a los que sí envidio: Ritcher, Sokolov, Zimerman, Maria Joao Pires, Bashkirov,… Son pianístas que me comunican más que Volodos.

    Componer al estilo Volodos es lo más fácil del mundo, llenar el pentagrama de notas es fácil, lo difícil es hacer las maravillas que hacía J. S. Bach con solo dos voces y sin “aporreamientos”. Si más notas es mejor, tiremos a la basura a Mozart, Bach, o Debussy.

    Volodos es rápido, ágil, fuerte, impresionante,… pero le falta lo que más envidio a un músico, la expresión. Cuando no se tiene se desfraza con adornos y ropajes extraños al estilo.

    Tú puedes disfrutar lo que quieras con este pianísta, hay otros que consideran que Richard Claydermann es insuperable, a mi no me gusta, me aburre y me parece un Godowski II. Si quieres ver cosas como las de Volodos escritas, las tiene Brahms cuando era joven y casi nadie las conoce.

    Nunca se llega a saber lo suficiente de música y del piano, pero intento aprender cada día cosas nuevas. Yo he argumentado mis opiniones, cosa que no hace Eduardo. Supongo que es porque sabes menos de música y del piano que yo. Cuando no hay razones siempre se recurre al insulto. :((

  • scd dice:

    Álvaro, algunas de las cosas que dices no son ciertas, y probablemente se deben a que sólo has escuchado a Volodos tocando piezas virtuosas, y además no en directo. Yo he escuchado a Volodos a escasos metros y te puedo asegurar que es capaz de realizar los PP más increíbles que te puedas imaginar, manteniendo un fraseo y una dirección perfectos y siendo asombrosamente expresivo (la verdad, es que tocó un bis de escritura tipo coral que me dejó impresionado, sumamente suave, con un control del sonido y un empleo del pedal asombroso). Además, cuando tocó el 3er concierto de Rachmaninoff, en el primer movimiento cada vez que aparece el tema lo interpretó de una manera diferente, con un ligero cambio de carácter (la verdad es que no sé muy bien como consigue ese tipo de cambios de colores, me imagino que cambia el pedal, la dinámica y el fraseo). En cuanto a que el público compra una aspirina para el dolor de cabeza, te diré que pese a lo que piensas no es para nada un pianista que toque excesivamente fuerte. De hecho su sonido nunca suena duro -ni siquiera en los FF en los agudos-, siempre está muy controlado, e incluso en las partes de gran sonoridad se pueden entender pefectamente todas las líneas.
    En cuanto a la faceta de compositor de Volodos, está claro que por lo menos por lo que ha compuesto hasta ahora no pasará a la historia. Pero de ahí a que cualquiera pueda hacer una transcripción como él, hay un salto. Tiene un oído fuera de serie que le permite tocar cualquier cosa de oído (de hecho, las transcripciones realizadas por Horowitz las toca de oído) y es capaz de leer partituras orquestales,de cuarteto y coro a primera vista (y además, mucha música ya se la sabe de memoria…). Además, en sus pequeñas piezas virtuosísticas (como la marcha turca), las muchas notas no están puestas al azar de mera forma decorativa. La complejidad suele crear efectos orquestales y la existencia de contrapunto, no sólo se basan en poner muchas notas haciendo escalas y arpegios y ya está (que eso si que lo podría hacer cualquier músico).

  • Alvaro dice:

    scd agradezco estos comentarios más serios y fundamentados.

    Yo no tengo nada contra Volodos. No, no lo he escuchado en directo por que no me llama nada la atención. No le quito ningún mérito técnico pero ni entiendo ni comparto la necesidad de hacer versiones “con muchas más notas” de composiciones de otros. Hasta el momento no tengo noticias de que haya compuesto ninguna obra. Lo único que conozco son sus “revisiones” exageradas de obras de otros autores.

    Las aptitudes musicales de Volodos no las pongo en duda. Pero tener aptitudes no garantiza llegar a ser gran artísta. Hace falta ser capaz de analizar la obra en profundidad y entender al compositor, el mensaje que quiere transmitir. Si Mozart hubiese querido hacer una obra impresionante desde el punto de vista técnico con la marcha turca lo hubiese hecho.

    Para interpretaciones impresionantes me quedo con las de Keith Jarret en su juventud. Con una fuerza y vitalidad demenciales y con una gran diferencia con respecto a Volodos, Keith Jarret improvisa y compone sus propias obras tanto en estilo “clásico” como en Jazz y no necesita parodiar a ningún otro compositor.

    Art Tatum u Oscar Peterson tampoco tenian nada que envidiar a las capacidades de Volodos.

  • luis velasco dice:

    http://www.youtube.com/watch?v=vuUK5c4gC9w&feature=PlayList&p=36A5B908FCE4F13B&playnext=1&playnext_from=PL&index=51

    en ese video de las variaciones de la marcha turca se ve la brillantes de volodos, no hay que discutir lo indiscutible este tipo debe de tener la mejor tecnica pianistica del mundo es relamente impresionante lo que hace y los contrastes de matices que hace realmente me saco el sombrero, ahora habria que verlo ejecutando beethoven op brahms o el mismo mozart pero sin variaciones.

    de todas maneras tecnica impresionante un aplauso para volodos

  • Ezequiel dice:

    Perdón, quizá llego un poco tarde.
    Además de mi comentario, quería citar unas palabras del maestro Horowizt:

    “…Cuanto más avanza el recital, más gente está conmigo. Puedo medirlo por el silencio. Aplaudir con fuerza es fácil, pero cuando guardan silencio es cuando uno logra algo…” (V. Horowizt)

    La filosofía es mas importante que la música. Eso es lo que diferencia a los verdaderos artistas, de los ejecutantes (de cualquier época y estilo musical). En primer lugar, cada individuo posee un ADN único, lo que quiere decir que su manera de hacer y pensar, en este caso, su manera de tocar un instrumento de teclado; es plenamente suya y su personalidad estará en todo lo que produce. Como dijo Dalí, la personalidad es inevitable; si Velazques hace un cuadro de una fotografía, saldrá un Velazques, si lo hace Picasso saldrá un Picaso, si lo hace un tonto, se tendrá por resultado una tontería.
    Es decir que las cualidades artísticas de un individuo, estan impregnadas, llenas de las vivencias y experiencias personales; que a su vez estan condicionadas por un contexto y una época.
    El mismo sonido de los pianos ha cambiado, no sólo la época.
    La música es también un hecho teatral, una cuestión de carisma, magnetismo, mística, propósito y contenido; cualidades presentes en personalidades como Horowizt o Jarrett, nombres que alguien citó anteriormente.

    “…Cuanto más avanza el recital, más gente está conmigo. Puedo medirlo por el silencio. Aplaudir con fuerza es fácil, pero cuando guardan silencio es cuando uno logra algo…” (V. Horowizt)

  • Coincido con Alvaro en casi todo,es cierto que si los grandes compositores hubiesen deseado variaciones exóticas lo habrían hecho.
    No veo en Arcadi la proligidad de Horowitz,ni la pasión lírica de Lang Lang,ni el desden de Marta Argerich,ninguno de ellos “vende”,solo expresan con virtuosismo su música celestial.
    No hablemos de humildad.

  • >