La leyenda de la sonata Claro de Luna

La sonata de Beethoven, que ha sido conocida como “Claro de Luna”, fue escrita hacia finales de la vida de su compositor, luego de que su poder hubiera alcanzado la cima, y junto con la “Patética”, y otras dos, marcan el punto más alto en la literatura pianística de la clásica escuela. Hay una vieja historia relacionada con la composición de esta sonata. Si bien ha sido desacreditada por muchos, ya es parte de la tradición de la sonata, y es muy interesante su lectura.

Se cuenta que una noche, Beethoven y un amigo estaban caminando por las calles de Bon, y, al pasar por uno de los barrios más pobres, se sorprendieron de oír música, bien interpretada, proveniente de una de las casas. Beethoven, con su usual intrepidez, cruzó la calle, abrió la puerta de un empujón, e ingresó a la casa sin anunciarse. La habitación era precaria, y estaba iluminada por una débil vela. Un hombre joven se encontraba trabajando sobre un banco de zapatero en un rincón. Una joven mujer, aún casi una niña, estaba sentada a un viejo piano cuadrado. Ambos se sobresaltaron por la intromisión, pero su sorpresa no fue mayor que la de Beethoven y su amigo al enterarse que la joven era ciega.

Beethoven, un tanto confundido, se apresuró para disculparse, y explicó que había quedado tan impresionado con la calidad de ejecución de la joven, que había apresurado por averiguar quien era que estaba tocando en ese mismo momento esa noche y en ese barrio de la ciudad. Luego, preguntó amablemente a la muchacha dónde había aprendido a tocar, a lo cual ella respondió que una vez habían vivido al lado de una mujer que estudiaba música, y quien pasaba gran parte de su tiempo practicando las obras del gran Maestro, Beethoven. Ella había aprendido a tocar muchas de las piezas del Mestro tan sólo oyendo practicar a su vecina. El hermano de la joven los interrumpió en ese momento para saber quienes eran los intrusos, y que seguramente habían notado la pobre interpretación de su hermana. ¡Escucha! Dijo Beethoven, mientras caminaba hacia el piano, luego se sentó y tocó los acordes iniciales de su Sonata Claro de Luna.

Continua aquí.

Deja un comentario o realiza una consulta:

Francisco says

Probablemente su obra mas grande. Aquí encontré un tutorial para aprenderla: http://www.youtube.com/watch?v=VpFtKi_HYGI

Reply
Mary Ann says

Conociendo, todos nosotros, las actitudes y temperamento de este compositor, sabemos que es un amor platónico…y sin duda es la más lógica debido a la sordera ya avanzada cuando compuso esta pieza…
Por arriba comentan que el fondo de una pieza hace la diferencia, recordé algo que me dijo una amiga, a verces es bueno, al interpretar una pieza, hechar “chisme” (utilizó esta palabra en forma algo despectiva, pero al no haber otra…más propia) para entenderla y así interpretarla lo mejor posible, concuerdo con ello y sé que los “artistas líricos”, por llamarles de alguna forma, tienen sus virtudes n_n y que saber la historia de una composición si beneficia…por eso me gustaría saber con certeza cual es la verdadera, insisto que me voy más por la del amor perdido…

Reply
ivan says

la partitura dice que esta dedicada a Giulietta Giucciardi, por lo cual de las versiones me quedo con esa, de que refleja el dolor de no poder tenerla. Sin dudas es el mejor compositor de la historia precisamente por llevar de manera excelente estos sentimientos de dolor que vivio en primera persona a su musica

Reply
nelsom mayen says

En lo personal me inspira, la historia que comparte George,donde se pretendia suicidar por su so rdera y en contro a su vecina que era no vidente… tambien es la que yo habia escuchado. En el momento que escribi este comentario estaba escuchando la sonata. me llena de extasis, creeo que el maestro Bethoven,con esta melodia nos lleva a otra dimencion de la existencia humana por medio del alma que es el recipendiario que alimentas los recursos de la imaginacion,la ternura ,el encanto,la ilucion,la fantacia y el amor.

Reply
Jesus says

Bueno De la leyenda no se mucho al respecto solo se y persibo que esta sonata luz de luna tiene un sentimiento de tristeza al oirla es como….
Una historia dentro de cada fracmento de nota y tambien en la partitura

Reply
Claro de luna says

[…] […]

Reply
tatanka says

La sonata “Claro de luna” pertenece a Debussy. Esta de Beethoven es la sonata Nº 14.
No importa cual de las leyendas sea la verdadera – quizás ninguna lo sea – . Pero esta Nº 14 no puede hablar de otra cosa que no sea de amor, dolor, pérdida, tristeza…Nadie permanece impasible al escucharla.

Reply
william says

Con todo lo que escriben, me doy cuenta que las grandes obras hablan por si solas. sobre todo aquellas que están hechas de la simpleza de su autor, como también de su ambiciosa pasión por siempre hacer algo mejor y diferente, y no creo que Beethoven haya sido la excepción. Sin duda la Historia es linda, pero es la música la que esta hablando en sus bocas, y en sus corazones y en sus mentes, mas alla de los hechos que rodearon al musico mientras compuso el tema. De todas maneras es unas de las pocas obras musicales que sale del margen general musical, tipico del barroco e incluso de la actualidad. diria en mis terminos, que la obra es y segira teniendo caracter de inmejorable por ni una otra.
saludos
WBT

Reply
Nash says

Esto empezó en septiembre de 2007
La musica es un lenguaje, Es lo que me mantiene viva, cada dia que pasa no quiero abrir mas mis ojos, pero esta musica me hace recordar por que vivo.

Reply
Chris says

Quien haya estado alli que cuente la historia, lo magico e interesante de la musica clasica es poder crear tu propia historia

Reply
Chris says

A mi me habla de tristeza, resignación, una gran historia detrás, injusticia, soledad, una gran batalla y muerte. Es obvio que esta composicion habla mucho mas que de solo un desamor…

Reply
ZuTaNo_. says

no entiendo, la historia dice que ellos oyeron la interpretación, pero luego dice que el ya estaba sordo…… pero de todas maneras la historia me gusto

Reply
kdsjfeijf says

hay muchas historias sobre esto
cual creerse??

Reply
Jose says

Dejo enlace Youtube de Varias versiones de Sonata Claro de Luna. Desde versiones clasicas con piano a versiones modernas con guitarra electrica.

http://www.youtube.com/user/Delfinarbea?feature=watch

Reply
Monje Loco says

El mismo Beethoven afirmaba que la partitura estaba dedicada a Giulietta Giucciardi, sin embargo cuenta la leyenda que esto no es asi, que la verdadera historia es la siguiente: Beethoven se enamoro de una Condesa cuyo nombre no podia mencionar por respeto a ella, con la cual tuvo relaciones y la alegría de concebir una bella hija. La diferencia de clases sociales no permitia dicha relación y se guardo el secreto celosamente. Desgraciadamente la niña murio a temprana edad y Beethoven se vio obligado a presentar su pesame en publico ante la condesa. Cuando llego ante el feretro se le hizo un nudo en la garganta y para expresar su dolor se sento ante el piano donde surgieron los acordes de la primera parte de Claro de Luna hasta llegar el momento en que no pudo seguir y la interrumpe abruptamente. Para el la niña era el Sol de su vida no obstante el destino hizo que su existencia solo fuera un Claro de Luna.

Reply
JAZMIN says

ME ENCANTA LA LEYENDA!!!!!!!!!!!!!

Reply
mario says

sonata nº 14 en do sost menor. el llamo quasi una fantasie. lo claro de luna el ni enterado

Reply
Carlos Alberto Pascual says

La llamada serenata Claro de Luna, de Beethoven, en realidad fue nombrada así con posterioridad a la muerte de su creador. Él la llamó “Casi una Fantasía”. ¿¿¿Quién se anima a escucharla en serio???
Ese piano, ese piano,…cuando esas teclas un virtuoso las toca suena un dolor profundo, absoluto, del alma humana. Es un fúnebre lamento que atormenta sin estridencia alguna el reconocimiento de lo ya pasado, de lo que ya pasó, de lo que no volverá, de lo que fue, de lo que pudo haber sido y no fue… Ese piano, esas notas, avivan una y otra vez la memoria de mamá, papá y tantos seres amados que murieron…En esas notas ellos vuelven a aparecer un poco, por lo menos un poquito,… en viejas memorias… para que después,… pronto, el olvido tape definitivamente ese hálitos de existencia. Y se sigue inmerso en una soledad infinita, sin consuelo, mirando el horizonte que no se alcanzará jamás. Las notas, cada nota, son dardos punzantes que se nos clavan una vez, otra vez, muchísimas veces. El dolor, la angustia de que la vida se fue yendo, se sigue yendo, se va extinguiendo, no admite consuelo. ¡Maldito Beethoven! ¡Cómo consigue inyectar tanto dolor! ¡Cómo se queda uno potenciando tremendamente sus angustias! Las notas siguen y siguen atormentando, ellas no son fantasías, ellas son reales; van apagando la luces,…aunque el sol brille la penumbra invade,…son notas musicales cargadas de pesadumbre, de muy bella y absoluta pesadumbre… Carlos

Reply
WALTER says

yo conozco una historia,, en la que el maestro estaba tocando un claro… y se corto la luz,,el aire dejo de funcionar y agoviado por el calor abrio la ventana..
justo pasaron los de la DGI reclamando los impuestos del piano..al que
que solo se pudieron llevar el banquito… el maestro parado termino su sinfonia sin luz y al Claro de la Luna..

Reply
Hernán says

Hermoza música la cual hay que oírla y escucharla con el alma y el corazón.

Reply
Torvick says

Conozco otra historia muy interesante, según esta, Beethoven tenia relaciones amorosas con una dama de la nobleza de aquella época, relación que mantenía oculta debido a la diferencia de clases sociales, muy marcada en en ese entonces. El fruto de dicha relación culmino en una preciosa niña a la que Beethoven amaba profusamente en secreto, para no deshonrrar a la dama en cuestión, y la visitaba con el pretesto de darle clases de piano a otra de las hijas de dicha dama. La niña era era la luz de su vida, pero el destino quiso que enfermara y muriera siendo aún muy pequeña. Beetjpvem. se vio obligado con todo el dolor que sentia a dar el pesame a la madre de la niña, pero cuando llegó a la casa, un udo en la garganta le impidio pronunciar palabra alguna, por lo que se sentó frente al piano, y expreso con nusica los sentimiwentos de su alma, tocando los promeros acordes de Claro de Luna. La niña que había sido la luz de su vida. tan efimera tan breve que tan solo fúe un Claro de Luna.

Reply
emilio says

no saben el año de composicion de el claro de la luna, o cual es el motivo que inspiro a escribirla

Reply
Beethoven, Claro de Luna, sonata nº 14, la leyenda. - M A C N U X says

[…] Esta entrada parte de la información obtenida de pianored […]

Reply
rocio says

simplemente bella

Reply
rimma cano says

pues no importa cuantas historias tenga, lo importante es cómo la puede concebir quien la escuche poniendo el alma en cada nota.

Reply
Raymundo Castillo says

Una hermosa leyenda.

Reply
Marìa del Carmen Mutis says

Una Historia Fascinante

Reply
Beatriz says

¿Cómo que escribió esta Sonata en los últimos año de su vida?
La compuso en 1801 y murió en 1827.
Sin comentarios

Reply
Agrega un comentario